General

Nuevos alimentos para alimentar a tu bebé, de la A a la Z

Nuevos alimentos para alimentar a tu bebé, de la A a la Z


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ofrecer una variedad de sabores desde el principio alentará a su bebé a convertirse en un comensal más aventurero y menos exigente. Una dieta variada también proporciona una gama más amplia de nutrientes. Desde aguacate hasta calabacín, aquí hay docenas de ideas fáciles e inspiradoras para expandir el paladar de su aficionado a la comida.

Primero, algunos recordatorios:

  • Espere de tres a cinco días antes de ofrecer un nuevo alimento. De esa manera, puede monitorear cualquier reacción alérgica y saber qué la está causando.
  • Asegúrese de que lo que sea que le dé a su bebé coincida con sus habilidades para masticar: purés suaves cuando esté introduciendo sólidos, avanzando gradualmente hacia texturas más espesas y con más trozos y bocadillos a medida que mejoran las habilidades para comer de su bebé.
  • La comida para bebés no tiene que ser casera para ser nutritiva. Las versiones compradas en la tienda de las recetas a continuación pueden ser igualmente saludables y mucho más convenientes.

Condimentos

No evite agregar hierbas, especias y vegetales aromáticos, como ajo y cebolla, a la comida de su pequeño. Los bebés de todo el mundo comen comida picante y, si usted amamanta, su bebé ya ha estado expuesto a los sabores que disfruta en su dieta.

Pruebe solo un nuevo sabor a la vez al principio y no agregue sal ni azúcar. Aquí hay algunas ideas deliciosas para presentar una gama más amplia de sabores:

  • Pimienta negra agrega profundidad a cualquier cosa salada, desde carne picada hasta judías verdes (y también es un antioxidante y bueno para la salud gastrointestinal). Use un molinillo para obtener el sabor más fresco y agregue pimienta lentamente al gusto; incluso una pequeña cantidad puede realzar el sabor de otros alimentos.
  • Chile en polvo y comino Dale a este chile de garbanzo aplastado y calabaza moscada un toque suave y equilibra la dulzura de la calabaza de invierno con algo de sabor.
  • Canela agregado a la avena con manzanas huele tan delicioso como sabe esta mezcla clásica. Las manzanas ralladas agregan textura, pero la compota de manzana sin azúcar preparada también funciona.
  • Ajo y el tahini le dan al hummus casero lleno de proteínas su sabor característico, así que no te saltes el ajo fresco, solo pícalo muy fino. Personalice las envolturas de hummus para su niño pequeño con las verduras que tenga a mano.
  • Jengibre eleva las peras dulces tostadas.
  • Pimenton varía de suave a picante, y su atractivo va más allá de las papilas gustativas de su bebé. Ella apreciará el color brillante que esta especia agrega a cualquier cosa, desde arroz hasta pollo asado. Pruebe el pimentón ahumado de color rojo intenso por su delicioso aroma y sabor ahumado.

Más para probar: cilantro, eneldo, cebolla verde, puerros, limoncillo, menta, nuez moscada, cebolla, orégano, romero, salvia, tamarindo, tomillo, cúrcuma

Lácteos

La leche de vaca no se debe dar a los bebés antes de su primer cumpleaños, pero después de haber probado algunos primeros alimentos, pueden comenzar a disfrutar de otros productos lácteos, incluido el queso y uno de nuestros primeros alimentos favoritos: yogur natural de leche entera sin azúcar. , especialmente opciones griegas e islandesas bajas en azúcar.

El queso y el yogur son fuentes ricas en calcio y proteínas. El yogur es un ingrediente especialmente versátil. Úselo con una cuchara, espolvoreado con canela o mezclado con frutas, verduras o incluso carne. También puede usarlo para espesar purés y darles una textura más cremosa o una acidez deliciosa, que a algunos bebés les encanta.

  • Manteca derretido sobre verduras (o una pizca de pimienta o comino) puede alentar a un comensal quisquilloso a reconsiderar las verduras previamente rechazadas como la coliflor, los guisantes, las coles de Bruselas y más. Y la mantequilla proporciona grasa, que su pequeño en crecimiento necesita. Nota: La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda no restringir la grasa en la dieta de su bebé antes de los 2 años.
  • Queso cheddar con brócoli y coliflor puede ganar un favor especial entre los amantes de los macarrones con queso.
  • Queso ricotta, espinacas y un toque de limón se combinan en este sencillo plato de pasta. Duplique o triplique la receta y agregue la salsa marinara opcional, si lo desea, para una comida que le encantará a toda la familia.
  • Yogur obtiene más color (y nutrientes) cuando mezcla arándanos y frambuesas en puré. Personalizado con hierbas frescas, la salsa de yogur le da a su niño una forma divertida de experimentar mezclando bocadillos en sus propios términos.

Más para probar: La lista de diferentes tipos de queso es casi interminable, y ¿quién sabe cuáles serán los favoritos de su bebé hasta que pruebe una variedad? Comience con pequeñas cantidades de queso fresco pasteurizado o requesón. A medida que avanza la habilidad de masticar de su bebé, los dados pequeños o las tiras finas de quesos duros como Havarti, Monterey jack, mozzarella o Muenster son buenos bocadillos.

Pez

El pescado es una fuente estelar de proteínas, ácidos grasos omega-3 y otros nutrientes, incluidas las vitaminas B12 y D. Elija de la lista de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de las mejores opciones seleccionadas por su bajo contenido de mercurio (en "Más para probar ," debajo).

Debido a que el pescado y los mariscos se encuentran entre los principales alimentos alergénicos, los médicos recomiendan comenzar con los primeros alimentos menos alergénicos, como carne en puré, frutas o verduras, antes de ofrecerle pescado bebé.

  • Pez Puede secarse fácilmente en la sartén o en una parrilla, por lo que para los primeros intentos de su bebé, la caza furtiva es un buen método para mantenerlo húmedo: simplemente colóquelo en agua hirviendo (no hirviendo) hasta que esté completamente cocido. Dependiendo de las habilidades para comer de su bebé, haga puré o pique el pescado cocido.
  • Salmón es un primer alimento especialmente saludable y tiene un sabor suave, no demasiado a pescado. Para los bebés mayores, combine salmón salvaje, espárragos y guisantes, o para una opción divertida de comer con los dedos, haga adorables pasteles de salmón.
  • Atún en latas es un alimento básico de la despensa y una forma conveniente de tener pescado a mano. Nota: La FDA recomienda comprar solo atún claro enlatado por su nivel más bajo de mercurio.

Más para probar: La lista de las mejores opciones de la FDA incluye anchoa, corvina atlántica, caballa atlántica, lubina negra, pez mantequilla, bagre, almeja, bacalao, cangrejo, langosta, platija, eglefino, merluza, arenque, langosta (americana y espinosa), salmonete, ostra, Caballa del Pacífico, perca (de agua dulce y oceánica), lucio, solla, abadejo, sardina, vieira, sábalo, camarón, raya, olía, lenguado, calamar, tilapia, trucha (agua dulce), pescado blanco y merlán.

Fruta

Es un mito que ofrecer fruta a su bebé contribuye a que sea más goloso en el futuro. Ahora es el momento de aprovechar todas las vitaminas, minerales y fibra que proporciona la fruta entera (no el jugo de fruta, que está cargado de azúcares adicionales).

Para obtener la fruta más fresca y sabrosa, y opciones más orgánicas, compre en temporada y aproveche los mercados de agricultores. Agregar puré de frutas a otros alimentos, como carne o yogur, es una forma sencilla de agregar sabores más complejos al menú de su bebé.

  • Salsa de manzana y pera contiene una dosis saludable de fibra, útil para aliviar el estreñimiento.
  • Palta, Fresco Lima el jugo y el yogur le dan al guacamole apto para niños un sabor picante junto con grasas saludables y calcio.
  • Leche de coco hace que el arroz con leche con compota de arándanos sea más cremoso.
  • kiwi o papaya le da a la ensalada de frutas un toque colorido y tropical.
  • Mango y plátano son los primeros alimentos populares por sí solos, y su bebé podría pensar que son aún más deliciosos juntos en un puré de frutas frescas.
  • Durazno o nectarina el puré ofrece una explosión de sabor dulce en verano cuando están en temporada alta.

Más para probar: albaricoque, mora, arándano, melón, cereza, coco, pomelo, uvas, melaza, limón, lima, lichi, naranja, maracuyá, piña, plátano, ciruela, ciruelas pasas, frambuesa, carambola, fresa, mandarina, tomate, sandía

Granos

Los cereales en grano y alimentos similares proporcionan a su bebé una importante fuente de energía en forma de carbohidratos. Busque alimentos como panes, tortillas y pastas elaboradas con granos integrales, que incluyen la semilla del grano entero y todos sus nutrientes. Los granos cocidos, como el bulgur o la avena, pueden exponer a su bebé a una variedad de texturas nuevas.

Dato curioso: los verdaderos granos, como el trigo, son pastos. La quinua, el amaranto y el trigo sarraceno se denominan "pseudogranos" o "pseudocereales" porque estas semillas llenas de proteínas pertenecen a una familia de plantas diferente.

  • Cebada y champiñones en un plato sabroso combine un grano entero con nueces con una verdura terrosa.
  • Avena mezclado con ciruelas pasas aumenta la fibra en la dieta de su bebé.
  • Quinua, frijoles negros y maíz se unen para hacer una comida abundante.
  • Arroz freír con huevo y verduras es una forma fácil de gastar las sobras. Experimente con arroz marrón, negro y morado: todos son granos integrales coloridos.

Más para probar: amaranto, trigo sarraceno, bulgur, harina de maíz integral, cuscús, farro, kamut (trigo khorasan), kasha, mijo

Carne

La AAP dice que la carne puede ser un maravilloso primer alimento. Los bebés pueden absorber más fácilmente el hierro de la carne que de los cereales infantiles fortificados con hierro. Además, está repleto de proteínas.

Si su bebé recién está comenzando con sólidos, haga puré de carne cocida con leche materna o fórmula para lograr la consistencia deseada. A medida que mejore su habilidad para masticar y tragar, haga la transición a carne molida, finamente picada o en cubitos.

  • Carne de vaca o Cordero juega un papel protagónico en un mini pastel de pastor. Esta receta básica de estofado hace suficiente carne estofada para toda la familia.
  • Pollo el curry con judías verdes y calabacín sirve carne y verduras en una salsa de curry aromática y agradable para los niños que aumenta el sabor en varios niveles. Si su niño prefiere algo más suave, pruebe una versión horneada más saludable de pollo licitaciones.
  • pavo el puré es fácil de preparar cuando se dora la carne molida. pavo Las albóndigas tienen un ingrediente secreto: las ciruelas pasas, que mantienen las albóndigas húmedas y tiernas.

Más para probar: pato, cabra, cerdo, venado

Y mientras huevos técnicamente no se consideran carne, son un tipo de proteína animal nutricionalmente rica. Pruebe los huevos revueltos con tomate y aguacate, o cualquier resto de verduras picadas, para un desayuno saludable y apto para bebés.

Nota: los huevos son un alimento alergénico. Dele a su bebé su primer sabor de huevo solo después de que haya probado y tolerado algunos otros alimentos no alergénicos.

Verduras

Desde verduras de hoja verde oscura hasta frijoles llenos de proteínas, las verduras son superhéroes nutricionales. Los colores llamativos y brillantes indican nutrientes saludables, incluidas vitaminas y minerales esenciales. Ofrecerle a su bebé un arco iris de opciones, desde remolacha roja hasta espárragos verdes y calabaza naranja, es una forma de ayudar a garantizar una dieta equilibrada.

Las bolsas de verduras frescas o congeladas prelavadas, precortadas son un cómodo atajo en la cocina. Si su bebé levanta la nariz ante las verduras al vapor o al horno, un método de preparación o una temperatura diferente podrían hacerle cambiar de opinión. Algunos bebés prefieren el brócoli frío, por ejemplo. El sabor caramelizado de la coliflor asada o las coles de Bruselas puede convertir incluso a los detractores adultos.

  • Espárragos se combina con el arroz Arborio en este cremoso risotto.
  • Frijoles negros forman la base rica en fibra de esta sabrosa hamburguesa vegetariana.
  • Butternut y calabazas de bellota, así como la calabaza, tienen pulpa anaranjada que indica una abundancia del nutriente betacaroteno.
  • Coliflor se ha hecho un nombre como alternativa a las patatas. Caso en cuestión: ¿Qué es lo que no me gusta de la coliflor batida y esponjosa infundida con mantequilla derretida?
  • Lenteja y Espinacas El estofado ofrece a los bebés mayores sabores y texturas más complejos, así como fibra, proteínas, ácido fólico y vitaminas B de las lentejas de cocción rápida.
  • Champiñón las frittatas no son solo para el desayuno, y estas mini versiones son perfectas para usar pequeños trozos de verduras o carne sobrantes.
  • Chirivías, zanahorias, y patatas dulces se juntan en un puré de tubérculos.
  • Guisante el puré se transforma en algo nuevo cuando agrega hojas de menta fresca.
  • Batata el puré es uno de los primeros alimentos más populares y saludables para los bebés. Cuando se trata de bocadillos, las batatas al horno superan a las patatas fritas, que son uno de los peores alimentos para los bebés.
  • Calabacín el puré es una victoria en climas cálidos cuando los jardines se llenan de calabazas maduras de verano. Incluso a los más quisquillosos no les importará las verduras entregadas con un toque de canela en un muffin de calabacín del tamaño de un bocado.
  • Más para probar: remolacha, pimiento morrón, guisantes de ojo negro, brócoli, coles de Bruselas, repollo, apio, maíz, edamame, berenjena, habas, garbanzos, judías verdes, jícama, col rizada, frijoles rojos, lechuga, frijoles pintos, patatas, ciruelas pasas ( también conocido como ciruelas secas), calabaza, frijoles rojos, colinabo, calabaza espagueti, guisantes, judías verdes, acelgas, tempeh, tofu, nabos, ñame


Ver el vídeo: 50 Minutes to Save the World (Mayo 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos